Fiesta de los Mayos

La fiesta de Los Mayos de Alhama de Murcia ha evolucionado hacia un festejo de gran singularidad y único en nuestra región, siendo una costumbre popular que se celebra el primer fin de semana del mes de mayo, recuperándose así una tradición relacionada con la llegada de la primavera, el renacer de los campos, los adornos florales y las cruces de mayo. Para conocer la historia de Los Mayos de Alhama, hay que remontarse a la memoria colectiva de carácter oral y familiar de principios del siglo XX, ya que no existen referencias escritas conocidas, aunque, en el caso de las cruces de mayo, encontramos referencias en la prensa histórica de los años veinte del pasado siglo. De este modo, diversos testimonios de nuestros mayores y del saber popular sitúan los últimos vestigios de esta tradición en torno a los años sesenta y setenta.El Ayuntamiento de Alhama de Murcia aprobó en sesión plenaria el 5 de abril de 1982 la recuperación e impulso de manera institucional de la fiesta de Los Mayos, sentando las bases de lo que sería, al año siguiente, el Concurso de Mayos, cuyas características perduran hasta nuestros días. En 1990, el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia declaró esta fiesta de Interés Turístico Regional, lo que supuso el reconocimiento oficial a la recuperación de esta antigua manifestación cultural. Esta fiesta, revitalizada y renovada en los años ochenta, renace combinando un conjunto de elementos de la tradición junto a otros de nueva creación, como la figura de los Corremayos. Tras la declaración de fiesta de Interés Turístico Regional, la promoción y difusión de Los Mayos fue importante en estos años, alcanzando gran parti-cipación de peñas, asociaciones, cofradías, centros docentes, particulares, etc.., propiciando una gran asistencia de turistas y visitantes. En estos años se establecieron varios criterios para la valoración de cada mayo, que han llegado hasta nuestros días, tipificándolos según los muñecos, las escenas, las car-telas con los diálogos o el propio carácter del mayo en: tradicionales (escenas antiguas de tipo agrícola, oficios, festivos, etc..), y críticos (parodiando personajes o situaciones de la vida social).

Los mayos. Alhama. Murcia

La plantada. Esta tradición consiste en “plantar” (colocar) al alba del primer domingo de mayo, (Día de los Mayos) unos peleles en las puertas de las casas, plazas, rincones o jardines públicos y retirarlos al anochecer, amaneciendo Alhama de Murcia con unos visitantes muy especiales. Tales peleles son los llamados “mayos”, muñecos que se confeccionan de tela, como antaño, y que se rellenan de paja, lana, trapos, etc., poniendo especial cuidado en los rostros e indumentarias para conferirles apariencia humana. Los mayoscomponen una escena, por lo que se visten y rodean de objetos tradicionales o contemporáneos, para representar la situación concreta que se quiere parodiar o imitar, y se expresan mediante diálogos plasmados en pequeños carteles. Los mayoscontemporáneos suelen te-ner un marcado carácter satírico y los mayostradicio-nales rescatan para las nuevas generaciones costumbres o antiguos oficios, lo cual convierte las calles de Alhama en auténticos museos etnológicos

Los corremayos. En el año 1984 se incorporó a la fiesta de Los Mayos la figura de los “corremayos”, grupo de gente de todas las edades, ataviados con trajes de bufón multicolor que, con el alegre sonido de sus cascabeles, van recorriendo los mayos, visitándolos uno por uno. Es ha-bitual que el titular del mayoinvite a los corremayos a cascaruja (frutos secos) y un chato de vino. La víspera de la plantada, o Día de Los Mayos, los corremayos se enfundan en su traje multicolor para asistir al nombramiento de Corremayo Mayor, persona o colectivo que ha contribuido a la recuperación, promoción o difusión de la fiesta y, a continuación, participar en un pasacalles multitudinario, llenando las calles de Alhama de algarabía, júbilo y música. El domingo por la mañana, Día de los Ma-yos, los corremayosvisitan los mayos que se presentan a concurso, así como las Cruces de Mayo, en un animado recorrido que suele terminar a mediodía.corremayo mayor 2012“El tío Juan Rita”

Cruces de mayo. Si hay una bella tradición de carácter religioso que ha sabido sobrevivir al paso del tiempo, esa es sin duda la fiesta de las Cruces. Esta peculiar celebración cargada de simbología y rituales tiene lugar el día 3 de mayo y, como en el caso de los mayos, se trata de auténticas composiciones cuya base principal es una cruz realizada o cubierta de flores y rodeada de objetos y adornos relacionados con el culto: rosarios, imágenes, etc.La cruz suele montarse en el interior de la casa, en las puertas o jardines y son visitadas por vecinos o visitantes y, sobre todo, por los corremayos el Día de los Mayos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *