Orgranico

Hoy hablamos con Cristina, creadora de la página Orgranico. Después de muchas experiencias decidió tomar un estilo de vida sostenible reduciendo su huella ecológica personal. Conozcamos un poco más sobre ella y sobre el gran trabajo que realiza.

Cristina en una de sus conferencias.

Háblanos un poco de ti ¿A qué se dedica Orgranico?
El objetivo es claro, concienciar de forma atractiva sobre la importancia de reducir el consumo a través de dejar de producir basura en nuestro día a día. Resulta en tal cantidad de beneficios, no sólo para el medio ambiente, si no también para uno mismo, que es fácil que cale el mensaje en cualquier persona que descubra el blog o el canal de youtube. Es bastante lógico.

¿Por qué te decidiste a iniciarlo?
Tras vivir en Shanghai, donde tenía que mirar no sólo el tiempo al salir de casa, sino también el nivel de contaminación para saber si me pondría la mascarilla o no, y tras vivir también en Singapur donde se produce un fenómeno llamado haze, que consiste en una nube tóxica procedente de la quema de bosques en Indonesia para producir aceite de palma, me di cuenta de que tenía que hacer algo, que no podía quedarme sentada mirando cómo ocurría todo aquello. Entonces navegando por internet vi una charla de una neoyorquina hablando de «Zero Waste» (residuo cero) de cómo lo llevaba a cabo en su día a día (dejar de generar basura) y del impacto positivo que supone para uno mismo y para el medioambiente, fue el momento en el que comencé a investigar más sobre este concepto, este estilo de vida, y vi que no había ninguna fuente en España hablando desde esta perspectiva. Es aquí cuando comencé a llevarlo a cabo y a hablar de ello en castellano, en un blog primero, y en vídeos más adelante, para darlo a conocer en países hispanoparlantes. De esta forma ya no sólo aportaba mi grano de arena si no que daba a conocerlo a más gente que pudiera sentirse atraída por comenzar. Y así fue cómo en enero de 2017 además cree el grupo Zero Waste España, con más de 15.000 miembros actualmente y desde donde se lanzó la campaña contra el plástico en los supermercados, una iniciativa ciudadana a nivel nacional que caló en los medios y en las grandes superficies, dándolo a conocer a nivel masivo en junio de este año.
Empecé por mí misma y para mí, y se convirtió en un reto personal para seguir avanzando y convertirlo en un movimiento al que se sumara mucha más gente.

Describe una de las mejores/peores situaciones que hayas tenido con el blog. ¿Qué la hizo diferente?
Lo peor es cuando lo llegas a sentir como una obligación y pierdes la motivación. Pero es ahí cuando comienzan a surgir otros proyectos interesantes. Me salieron muchas oportunidades y actualmente está en standby de hecho, ya que he redirigido esfuerzos a crear la asociación residuo cero región de murcia, desde donde podemos llevar acciones offline y cara a cara con el público y con la sociedad y medio ambiente murcianos.

¿Qué esperas del blog en el futuro?
Espero lo primero retomarlo, volver a subir vídeos, con un contenido más global, donde el centro sea el concepto residuo cero. Finalmente, el movimiento residuo cero apoya y está relacionado con otros movimientos o iniciativas, o con otras ideas como el decrecimiento, la economía circular, la reducción de consumo, el fomento de la economía del barrio, de las energías renovables. Hay tanto de qué hablar que hablaré de temas más profundos, también de cómo afectan estos temas y este día a día residuo cero al entorno que te rodea, a las personas, al lugar donde vives, etc.

¿Crees que un blog le aporta valor a tu trabajo? ¿Cómo?
Sí, gracias al blog he tenido oportunidades de llevar mi mensaje offline a otras ciudades de España, también me acercó al trabajo que actualmente tengo: tengo un negocio de despacho de comida km0, sin envases, ecológico y a precios democráticos, donde cualquier persona puede comer sano independientemente del bolsillo que tenga, consiguiendo en el cocinado una reducción energética sin precedentes, y logrando que cada persona reduzca su consumo de petróleo diario en 1,8litros si come con nosotros, se llama Foodtopia.

Si le pidiera a la persona más cercana a ti que te describiera en una palabra, ¿cuál sería y por qué?
Decidida. Esto ha sido lo último que me han dicho describiéndome. O de mente abierta. Supongo que el haber vivido en el extranjero en la otra punta del mundo han fomentado estas dos cualidades.

¿Qué consejos le darías a los futuros bloggers?
Que sean perseverantes y fieles al motivo por el que empiezan a escribir, que no pierdan la coherencia ni la esencia. Cuando empiezas a ganar seguidores, eres foco de atracción para las empresas que buscan vender sus productos a través de personas influyentes. No me considero ni mucho menos una gran influencer, pero sí he llamado la atención de empresas que venden productos. Si fomento el decrecimiento y la reducción de consumo, en mi caso ofrecer productos sería lo contrario a lo que defiendo. He evitado por tanto ser infiel a aquello de lo que hablo, defiendo y promulgo, por una cuestión de valores propios, y también por los seguidores, los cuales se sentirían decepcionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *